Las mejores maneras de cagarla con el SEO de tu ecommerce

En los últimos años se ha puesto de moda montar un ecommerce de casi cualquier cosa, por lo que la competencia cada vez es mayor y, obviamente, cada vez se necesita más para destacar entre el resto de comercios electrónicos.

A nivel SEO esto se multiplica ya que cada son más los factores de posicionamiento que hay que tener en cuenta, Rankbrain ha irrumpido en nuestras vidas con fuerza y el número de compras que se hacen a través de dispositivos móviles sigue aumentando.

1. No añadir textos a las categorías

Una categoría sin texto es simplemente un listado de artículos con un poco de texto de las descripciones de los productos que a su vez es texto duplicado del texto en el interior de producto y que aporta poco o nada a tus usuarios.

No tener textos originales, bien redactados que de ayuda al usuario puede hacer que el SEO de tu ecommerce se resienta y que tu competencia tenga una baza enorme.

Debes centrarte en redactar el texto pensando en los usuarios para que sea de ayuda al cliente en potencia, a nivel SEO, simplemente añade al menos una vez la palabra clave en la que se centra la categoría, pero no llenar el texto con ellas, eso hará que los usuarios y Google tengan una mosca detrás de la oreja.

Este es un buen ejemplo de descripción, es original, sirve de ayuda y contiene la palabra clave:

descripcion-seo

2. Obsesionarte con las keywords

Una cosa está clara, a Google no le gusta nada que te obsesiones con él, si creas textos que solo piense en él seguramente te acabe penalizando.

Incluir la keyword por la que quieres posicionar un artículo en su página es una acción que te puede beneficiar a nivel SEO, pero si lo llevas al límite puedes caer en una sobre optimización y conseguir que Google se enfade.

Dejando a Google de lado, imagínate que entras a una web de viajes y lees esto en una landing page:

Los viajes a Mallorca más baratos los encontrarás en viajesbaratosamallorca.es. Disfruta de los mejores precios para viajar a Malloca y visita Mallorca de la manera más barata.

Yo personalmente no viajaría a Mallorca, al menos con ellos.

3. Google está indexando todos los parámetros de tu ecommerce

En ecommerce es muy común el uso de parámetros a la hora de crear las sesiones para los usuarios y de filtrar los productos: filtros por características de los productos (color, talla, puntuación, etc.), ordenación (precio menor, por relevancia, precio mayor, en cuadrícula, etc.) y por tipos de productos (televisores LED, televisores de plasma, etc).

El problema es que muchos de estos parámetros no cambian el contenido de la página, eso genera muchas URLs para el mismo contenido.

www.ejemplo.com/televisores?tipo=lcd&precio-desde=200&precio-hasta=400

En este ejemplo podemos ver tres parámetros: tipo de televisor, precio mínimo y precio máximo. Arreglar esto es muy sencillo, debes indicar a Google a través de Google Webmaster Tools > Rastreo > Parámetros de URL qué parámetros debe ignorar a la hora de indexar páginas en tu web

parametros

Con esto conseguirás que Google sepa cuál es la página más importante de entre las que se encuentre para los mismos productos, eliminando cualquier posible problema de contenido duplicado y potenciando la capacidad de posicionamiento de esa página. ¡¡Todos son ventajas oiga!!

4. Te has olvidado de los usuarios que entran a través de móviles

Según un estudio de Forbes un 20% de las compras en tiendas online se hacen desde dispositivos móviles, estimando que en 3 años la mitad de las compras se harán a través de dispositivos móviles.

Actualmente, muy pocas tiendas online en España están optimizados para móvil: los botones se ven muy pequeños, las descripciones de los productos son difíciles de leer y el proceso de compra no te invita a fiarte de comprar a través de tu móvil.

La mejor opción en el 99% de los casos es tener un diseño responsive en tu web, esto hará que tu ecommerce se vea bien en casi cualquier dispositivo y te evitarás problemas de redirecciones y demás quebraderos de cabeza a nivel SEO.

El ecommerce de Lékué es un muy buen ejemplo de web responsive en español

lekue

5. Olvidarte de la velocidad de carga

Esto es aplicable a cualquier página web, pero en ecommerce es aún más importante ya que afecta directamente a la tasa de conversión:

  • Tus usuarios esperan que tu web cargue en menos de 2 segundos
  • El 40% de los usuarios abandonan una web si tarda más de 3 segundos en cargar
  • Por cada segundo de más que tarda en cargar la conversión cae un 7%
  • Por cada segundo de más que tarda en cargar la satisfacción del usuario cae un 7%
  • Una carga más rápida reduce el mantenimiento de una web un 50%
  • Si se reduce un 50% la velocidad de carga el número de páginas indexadas aumenta un 100%

Creo que no hace falta ningún dato más para que te des cuenta de lo importante que es la velocidad de carga a nivel SEO.

Datos extraídos de CPCstrategy

6. Usar descripciones de productos genéricas

La inmensa mayoría de los ecommerce usan las descripciones de los productos que les da el propio fabricante del producto, con lo que consiguen que ninguno de sus productos resalte sobre los de la competencia (que seguramente también use esas descripciones) de modo que siempre tendrá mejor posicionamiento la página original y la que más importancia tiene para Google, es decir, la del fabricante.

Es verdad que redactar descripciones únicas para cada producto puede ser muy tedioso y más si tu ecommerce cuenta con miles de productos, pero oye, nadie dijo que el SEO fuera fácil.

Añadir descripciones personalizadas en las páginas de productos que respeten lo que le gusta a Google (texto original, útil y sin exceso de keywords) además de conseguir que tu página se diferencie del resto de ecommerce y tenga más posibilidades de posicionar como se merece, también conseguirá ayudar a tus usuarios a decidirse a la hora de comprar un producto o no, no te limites solo a lo típico de listar de manera robótica las características, indica para quién es adecuado el producto, los usos que se le pueden dar y ofrécele a tu usuario productos que le pueden interesar en complemento.

7. Estás borrando los productos que se agotan

Cuando un producto se termina en una tienda online, ponlo como agotado o no disponible. Si puedes conseguirlo, simplemente pon un tiempo de envío mayor, en el que veas que te da tiempo a pedirlo y hacerlo llegar al cliente. Si nunca más vas a reponer ese producto, tampoco lo elimines, ponlo “no disponible al final de una lista de su categoría.

De este modo seguirás captando el tráfico de todos los usuarios que busquen información específica sobre ese producto, y aunque no lo tengas, podrás intentar darle alternativas que tengas en stock. Aunque parezca una estrategia de SEO un poco fea, no es así, no estás engañando en ningún momento ni a Google ni a tus usuarios.